SARNA

LO primero que pensamos es en un perro rascándose

SARNAS

Aunque la palabra sarna ya cause miedo a muchos de nuestros clientes, hemos escogido comentarlas muy por encima por la  presentación tan elevada de alguna de ellas. Sin duda cada vez se ve con menos frecuencia la más agresiva (sarcoptica) pero las otras dos (demodéctica y otodectica) prácticamente las vemos a diario, es más, hay ya muchas razas de perros que incluso les suministramos productos antisárnico dada su elevada predisposición a padecerlas. Los causantes de estas complicaciones son unos ácaros que suelen tener la mala costumbre de vivir en la piel, produciendo una alteración en esta que lleva muchas veces a la desesperación del dueño.

Siempre es conveniente que ante una lesión que le veamos en la piel, si notamos que se empieza a rascar nuestro animal más de la cuenta o si notamos que sus orejas huelen mal y se ponen llenas de una cera ennegrecida, ir a visitar a nuestro veterinario. La comprobación es una prueba sencilla donde intentamos verlos, me refiero a estos ácaros tan peculiares.

CICLO SARNA

SARNA OTODÉCTICA OBTENIDA EN UN YORKSHIRE TERRIER EN VICKYCAN:

sarna

Este tipo de sarna la podemos encontrar en perros, gatos y urones pero tranquilos, su incidencia como zoonosis es prácticamente nula.

Todos los estadíos, desde los huevos a las formas adultas, nos las encontramos en el interior del oído (conducto externo). Sin duda es una enfermedad que en la clínica se nos presenta principalmente en perros y gatos menores de un año, pero no por ello podemos encontrarla en adultos e incluso perros viejos. Los propietarios suelen traernos al animal bien por encontrarles el oído muy sucio o bien porque no paran de rascarse. Por tanto podemos afirmar que la clínica se presenta por la acción irritativa del mismo y sin duda por los procesos de alergia que puede ocasionar.

diagnóstico sarna

SARNA DEMODECICA

Previous
Next
Nuestros enlaces sociales te invitan a seguirnos

Sarna Demodécica

los vemos viviendo en la raiz del pelo

E

Pododemodicosis en perro

Este tipo de sarna es la que ocupa el segundo puesto en cuanto a frecuencia de presentación. Hemos querido darle importancia en nuestra web porque muchas veces no se diagnostica correctamente o simplemente no se piensa en ella pues sus signos pueden ser comunes a otras enfermedades más frecuentes.

Estos bichos que tienen forma de gusanito viven dentro del folículo piloso (alrededor del nacimiento del pelo) y suelen llegar a ser tantos que prácticamente lo estrangulan haciendo que caiga y presente zonas de alopecia. Generalizada (por todo el cuerpo) o focal (tan solo en una determinada parte del cuerpo) lo primero que hay que hacer es coger un raspado que incluya la raíz del pelo y realizar una observación directa al microscopio óptico (en algunas ocasiones donde no lo observamos pero tenemos una sospecha fuerte de que los tiene, podemos recurrir a la toma de muestra, biopsia, y mandarlo a anatomía patológica). Una vez certificado el diagnóstico empezaremos con el tratamiento que suele ser largo y algunas veces hacen perder la paciencia.

Importante es saber que muchas veces nos viene con una infección en la piel y es por eso que el veterinario además de luchar contra demódex, tratará esa infección.

Tamaño real de Demodex y vista en microscópio óptico

No preocuparos si os dicen que vuestro perro la tiene, hoy en día hay productos muy buenos, lo importante es ser agresivo y radical en su eliminación (me refiero a la del parásito, no os confundáis) y persistentes en los controles posteriores para estar seguros que ya no lo tiene. Así que ya lo sabéis, si tenéis un perro con pliegues en la piel y un día aparece con lesiones en la cara, no está de más que se lo consultéis a vuestro veterinario.